Firma del Doctor Cortázar

Aprobada la Cofradía en junio de 1613, se procedió de inmediato a redactar sus ordenanzas. Será el 17 de octubre de 1614 cuando los cereros recibieron el Decreto Eclesiástico, firmado por el Doctor Julián Cortázar, Canónigo de la Iglesia Catedral de Calahorra y La Calzada, por el se confirmaban las Ordenanzas presentadas para su aprobación, al tiempo que ordenaba "se guarden y cumplan so pena de excomunión".

A lo largo de muchos años, fueron éstas primitivas ordenanzas las que estuvieron vigentes, con escasas modificaciones que se fueron planteando por razón de operatividad de su gobierno y debido al nacimiento de otras cofradías que surgieron en el entorno de la devoción de la Virgen Blanca y a determinadas funciones que desarrollaban, tales como la del Alumbrado, Cuarta Función, etc.

Será en el siglo XX, cuando se formule un nuevo ordenamiento y a partir de éste se irán produciendo ampliaciones de su articulado. En 1934 se redactaron unas nuevas ordenanzas. En 1954, con motivo de la Coronación de la Virgen Blanca, siendo Obispo de la Diócesis D. José María Bueno Monreal, se produjo una revisión, siendo publicadas de nuevo. En 1974 se readaptaron a los nuevos tiempos, y será en 1987, siendo obispo D. José María Larrauri Lafuente, cuando se redactó el que podemos llamar el cuerpo definitivo, en relación a su estructura y cargos.

No obstante, en el año 2007, siendo Abad Ricardo Sáez de Heredia y debido a la ampliación de fines y actividades que la Cofradía venía desarrollando en el ámbito patrimonial y cultural, se decidió redactar unos nuevos Estatutos, hoy vigentes, cuyo articulado desarrolla y amplia, de forma especial, cuáles son los medios para la gestión de su propio patrimonio mueble e inmueble y el desarrollo de acciones dirigidas a la salvaguarda de lo definido por la UNESCO como patrimonio inmaterial de los pueblos.

Descarga las ordenanzas de la Cofradía

Traslado de las Ordenanzas de 1614,
realizada en 1827

Ordenanzas de 1934

SUBIR